Menú Principal
8 de julio de 2019

Mujeres de Melinka participan en la última etapa del Programa de Emprendimiento de SernamEG Aysén

Con el objetivo de supervisar la etapa final del proceso de implementación del Programa Capacitación para el Emprendimiento de Mujeres Rurales”, se trasladó hasta Melinka el equipo coordinador de esta iniciativa; la que es ejecutada por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, SernamEG Aysén. Su financiamiento fue aprobado por el Gobierno Regional de Aysén a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR.

Este Proyecto tiene por objetivo generar las condiciones para que pequeñas productoras rurales y del litoral, desarrollen iniciativas económicas rentables y sostenibles en el tiempo. En la capital de la comuna de Las Guaitecas, las participantes tomaron la decisión de potenciar sus artesanías rescatando tradiciones y valores locales.

En la visita, el equipo profesional del Programa de SernamEG Aysén levantó brechas y analizaron el impacto que ha tenido en el territorio. En esa línea, su directora regional, Elizabeth Gutiérrez Eggers, manifestó “uno de los ejes fundamentales de este Servicio es que las mujeres logren y mantengan su autonomía económica. Precisamente en Melinka son 10 las mujeres que a través de este Programa FNDR desarrollan sus capacidades – personales, grupales y técnicas – y financian sus emprendimientos. En esta primera instancia hemos llegado a 100 mujeres rurales y del litoral, resulta evidente que éste es un trabajo que tenemos que seguir profundizando en la Región. Por ello, actualmente estamos elaborando un nuevo proyecto, para que podamos seguir avanzando en este eje que es tan importante para las mujeres”.

En total, cerca de 650 millones de pesos son invertidos en la región de Aysén, los que permite la capacitación de mujeres rurales distribuidas en siete comunas. En este periodo, se potencia la asociatividad a través de la formación para el desarrollo personal, organizacional y las capacidades emprendedoras a través de la formación y asistencia técnica, destinando recursos directos de inversión dirigidas a las unidades de negocios de mujeres productoras campesinas.

Respecto al impacto del Programa Capacitación para el Emprendimiento de Mujeres Rurales en Melinka, Hilda Ruiz Ruiz, precisó que “nos han hecho hartos talleres de diseño y de marketing, lo que nos ha servido mucho para saber, por ejemplo, calcular el precio de nuestros productos y tener seguridad a la hora de venderlos. Eso siempre les digo a las chiquillas, yo sé lo que estoy vendiendo y la calidad de mi trabajo; por lo mismo,  me atrevo a cobrar lo que pido”. Por su parte, Ximena Agüero Chodil, explicó que en su caso “significó un gran avance ya que pude tener financiamiento para comprar las herramientas que me permiten trabajar con mis artesanías de conchas marinas; así que estoy muy agradecida porque ahora tengo todo lo que necesito. Con este empuje y la motivación que recibí, me animé y con mi esfuerzo armé un quiosco para la venta de mis productos. De  hecho mi hijo se integró y ahora vende conmigo artesanías de ciprés y alerce”.

Las 10 mujeres que conforman el grupo en Melinka tienen la meta de conformar una agrupación. En tal sentido,  Hilda Ruiz Ruiz, sostuvo que “llevamos más de dos años trabajando y ya nos conocemos; así que creo que vamos a funcionar bien como organización. Nos motiva asociarnos para dejar de vender nuestras artesanías solamente en el verano, para ello es necesario dar a conocerlas en la región de Aysén, porque somos la localidad más alejada, estamos más cerca de Quellón que de Coyhaique pero no pertenecemos a la región de Los Lagos. También, queremos postular a proyectos para conseguir más herramientas y mejorar mucho más la calidad del producto”.

Finalmente, este Programa durante 27 meses desarrolla una intervención integral, permanente y directa con las productoras rurales, ejecutado por SernamEG Aysén a través de convenios con  FUNDA y Chelenko Consultores en los Módulos Territoriales de Aysén, Coyhaique y Gral. Carrera, con INDAP y Prodemu como entidades colaboradoras en las localidades.