Menú Principal
5 de septiembre de 2019

“Mi emprendimiento nos hizo cambiar roles en mi familia. Ahora, yo soy la proveedora”

Johanna Salazar Ossandón, de origen mapuche, tuvo que ir en contra de sus tradiciones para sacar adelante su negocio. Hoy, es una destacada emprendedora de la cosmética natural con su negocio “Antillanca Salud y Belleza”.

Hace poco más de cinco años comenzó a cumplir el sueño que tenía en mente: Mezclar sus ganas de levantar un negocio pero con pertinencia, con historia, con un valor agregado que ella por su origen mapuche podría entregar.

Tras varios intentos, logró emprender en elaboración de cosmética natural. “Nosotros somos de Temuco, trabajamos en comunidad donde hacemos plantaciones y crianza de animales donde hacemos extracción. Allá tenemos una sala de preparación donde hacemos los productos y los traemos a Santiago y acá les hacemos otro tipo de elaboración y el envasado. Luego de ello, nuestros productos se van a las salas de venta”.

Johanna Salazar es una de las 100 participantes de la 8° versión de la ExpoFeria Mujeres Emprendedoras Indígenas que impulsa el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, SernamEG, y la Corporación Nacional Indígena, CONADI, entre el 4 al 6 de septiembre en la Plaza de la Constitución.

“Todo el proceso tiene tradición y origen mapuche. Trabajamos con plantas medicinales que son conocimientos ancestrales y tratamos de colocar todo nuestro Newen en cada producto que preparamos, que es nuestra energía, nuestra fuerza».

Pero hubo otras complicaciones en el camino. Primero, dejó su vida en Temuco y moverse a Santiago en busca de mejores oportunidades. Algo ya conocido en el mundo del emprendimiento. Además, tuvo que remar en contra a las tradiciones de su etnia, lo que no fue visto con buenos ojos.

“Antes era mi marido el que trabajaba. Ahora cambiamos los roles, él va a dejar a nuestro hijo al colegio, hace el trabajo de la casa y yo soy la proveedora del dinero ahora con mi emprendimiento. En nuestra comunidad esto es mal mirado, ya que él también es mapuche, viene de una descendencia de caciques. Él era una cabeza muy importante dentro de su comunidad y que él me siguiera a Santiago fue mal visto. Después que él se quedara en la casa con el niño era peor”

Agrega que su marido nunca fue machista y que muy por el contrario siempre la ayudó a cumplir sus sueños como emprendedora.

Johanna participa por tercera vez en esta ExpoFeria y señala que ha sido una experiencia muy importante para ella como emprendedora y ha comprometido a toda su familia para trabajar en sus productos. De hecho, tiene un espacio permanente en el mall Espacio M del centro de Santiago y otro en la estación de metro Los Leones. «Gracias mi participación en la feria he podido despegar, comprar mi maquinaria, pude invertir más en esto ya que está funcionando, la feria es una gran vitrina para mí, porque una vez terminada me seguía llamando la gente que quería seguir adquiriendo los productos».

“Mi producto estrella es el Agua de Rosas y la hacemos de la extracción de rosas comunes. No es una esencia con alcohol, no es un producto que tenga intervención, sino que es natural de las flores que cultivamos y que alimentamos de forma especial. Es un producto que es hidratante y humectante y protege la piel de los radicales libres que produce la contaminación”, comenta orgullosa y agrega que ya está recibiendo pedidos del extranjero.

El pasado viernes 30 de agosto Johanna fue premiada por CONADI por obtener el primer lugar en el Concurso de proyectos urbanos, lo que permitirá implementar una máquina nueva para ampliar su emprendimiento. Junto con ello, agradece las herramientas que le entregó el SernamEG tras su participación en el programa Mujeres Jefas de Hogar, lo que le permitió atreverse a emprender y vivir de su emprendimiento “Antillanca Salud y Belleza”.